tips para mejorar accesibilidad a una página web

¿Cómo mejorar la accesibilidad de una página web?


Mejorar la accesibilidad de una página web es algo indispensable. Es decir navegar por internet no debería ser un proceso frustrante.

Todo mundo debería ser capaz de ir de una página a otra, encontrar lo que se busca y continuar navegando. El problema es que no todos tienen la suerte de navegar por internet con el mismo nivel de facilidad.

¿En qué consiste la accesibilidad en un sitio web?

La accesibilidad de un sitio web significa que todas las personas pueden utilizarlo sin inconvenientes. Esto aplica también para las personas con algún tipo de discapacidad. Personas que no pueden interactuar con la página de la misma forma que los demás.

Cómo propietario de una página web, un alto nivel de accesibilidad significa que tu sitio es apto para cualquier público. Incluso, al incrementar la accesibilidad, haces que tu página web sea más cómoda de utilizar por todo el mundo.

¿Por qué mejorar la accesibilidad de una página web?

La principal razón tiene que ver con proporcionar una buena experiencia. En otras palabras, al diseñar una página web hay que tener en cuenta la accesibilidad.

Cuando se tiene una mayor accesibilidad, las personas con algún tipo de discapacidad pueden navegar por la página web. Incluso pueden hacer uso de sus múltiples funciones.

Y aunque ciertamente significa un poco de trabajo adicional. como resultado se tendrá una audiencia más amplia.

¿Cómo mejorar la accesibilidad de un sitio web?

Si tu página web no cuenta con un buen nivel de accesibilidad, no te preocupes. A continuación te decimos cómo mejorar la accesibilidad de una página web.

También puedes dar un vistazo a nuestro post sobre velocidad y rendimiento en una página web.

Comprueba el tamaño del texto

Si utilizas Google Chrome puedes probar el tamaño del texto de tu sitio. Simplemente escribe el siguiente comando en la barra de navegación:

chrome://settings/fonts

En la página que se muestra podrás mover el control deslizante “Tamaño de fuente” hacia la derecha. Hazlo poco a poco y comprueba cómo se comporta tu página en cada nivel.

Si tu sitio comienza a comportarse mal con un tamaño de texto más grande, significa que debes incrementar su capacidad de respuesta. Esto lo conseguirás mediante la implementación de un diseño web responsivo.

Comprueba que los botones de tu sitio sean fáciles de presionar

Algunos usuarios tienen problemas para usar el mouse o pulsar la pantalla. La forma más sencilla de ayudarlos es evitar el uso de botones o elementos interactivos demasiado pequeños.

Lo recomendable en este caso es utilizar un tamaño mínimo de 44×44 píxeles para cada botón en tu sitio web.

Si bien no aparecerá un botón tan grande, tendrá un tamaño suficiente como para que nadie tenga problemas al interactuar con él.

Lo ideal en todo caso es tener botones grandes y que sean fáciles de presionar.

Navega por tu sitio web usando sólo el teclado

Hacer esto te ayudará a comprobar si tu sitio web es accesible sin usar el ratón. Puedes saltar de un elemento a otro en cualquier página web usando la tecla Tab del teclado.

Y si bien navegar por un sitio utilizando la tecla Tab y las flechas del teclado no es el método más rápido, para usuarios con discapacidad funciona bastante bien.


Related Posts